Uretrocistoscopia Rígida y Cistoscopia Flexible

La Cistoscopia, es útil para la observación al interior del aparato urinario inferior, examinando primero la uretra y después la vejiga. Para realizar el procedimiento utilizamos una lente rígida dentro de una camisa, que se introduce por el orificio del meato uretral (tracto último de la salida de la orina) y pasa por todo el trayecto de la salida urinaria: esfínter urinario, próstata (en el caso de los varones) y el interior de la vejiga.

También es posible utilizar un cistoscopio flexible, el cual es una lente cubierta por material que puede sellar el agua, y con varios elementos deflectivos que permiten adquirir varias posiciones, sobre todo a la parte final del mismo. A través de la Cistoscopia alcanzamos la mejor visualización de las zonas de la vejiga.

En el caso de la Ureteroscopia, es un procedimiento beneficioso para el diagnóstico de los resultados de análisis de orina positivas y/o radiografías atípicas. Esta indicada para determinar el tratamiento de un paciente con cálculo confirmado.

© Copyright 2019 - Uromin
Powered by Digital Venture ®